Con éxito terminó el Modelo de Reintegración Comunitaria ‘Delirio por la paz’ en Villavicencio

0
407

Cerca de 30 personas entre ellas 8 excombatientes, completaron la formación en Habilidades Ciudadanas a través del Modelo de Reintegración Comunitaria ‘Delirio por la Paz’, una apuesta para fortalecer la convivencia, generar espacios de reconciliación a avanzar hacia la construcción de paz territorial.

Con una variada programación en el barrio El Delirio de la ciudad de Villavicencio, se llevó a cabo el cierre del Modelo de Reintegración Comunitaria (MRC), una iniciativa que durante cuatro meses benefició de manera directa a más de 50 personas residentes en el sector de Covisan.

Durante la jornada de cierre los asistentes gozaron de diferentes muestras artísticas y culturales a cargo de la Orquesta Batuta y la Junta de Acción Comunal, también se disputó la final del Torneo por la Paz en donde se premiaron los dos mejores equipos, se certificó a las personas que con responsabilidad y compromiso participaron en los talleres de Habilidades Ciudadanas, se entregó a la junta de acción comunal dotación musical, deportiva y carpa comunitaria, y se certificó a 20 niños y niñas que durante 120 horas se capacitaron en periodismo.

Las personas que abandonan los grupos armados deben llegar a una comunidad,  pero si en la comunidad no hay respaldo ni apoyo, eso genera dificultades para lograr el propósito del retorno a la vida civil, es por esto que  la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), diseñaron una estrategia para dar a conocer el proceso de reintegración, lograr que las personas de la comunidad conozcan a las personas que abandonaron las armas, y vean que es posible concertar procesos comunitarios”, explicó Andrés Sacristán, enlace de coordinación de la ARN en Meta y Orinoquía.

El Modelo de Reintegración Comunitaria denominado ‘Delirio por la Paz’, tuvo como objetivo fortalecer a la comunidad e impulsar procesos de convivencia y reconciliación, basados en el reconocimiento y respeto de la diversidad, la recuperación de confianza entre los habitantes, las personas en proceso de reintegración y las instituciones.

Camila Sabogal, gerente de reintegración comunitaria del Programa de Reintegración y Prevención del Reclutamiento (RPR), de la OIM dijo que “nuestro foco está en que la ARN se fortalezca en su capacidad institucional para el abordaje de la reintegración, para la OIM es fundamental que exista una paz en el tiempo que sea sostenible, y consideramos que el MRC aporta a esto porque si el capital social no se apalanca desde las comunidades es muy difícil que la reintegración de excombatientes sea sostenible”, y agregó que “para el próximo año la idea es continuar con un seguimiento que permita determinar posibles acciones que puedan apalancar lo que surja del plan de sostenibilidad de la iniciativa”.

Durante la ejecución del Modelo de Reintegración Comunitaria se realizaron varias actividades de sensibilización para lograr procesos de reconciliación y confianza entre excombatientes y comunidades receptoras, dentro de las actividades se pintó un mural símbolo de esperanza y unión y por iniciativa de la comunidad se trabajó en la recuperación ambiental de los espacios del barrio

Dejar respuesta