EL OCARRO ESTÁ EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

0
572

El ocarro o armadillo gigante es uno de los grupos de mamíferos que hacen parte de la dieta de muchas comunidades humanas, tráfico de fauna, y cambios del uso del suelo de grandes empresas que han desplazado su terreno a través de la reducción y fragmentación de su hábitat.

Existen veintitrés especies, de las cuales cinco de ellas están presentes en los Llanos Orientales, y se encuentran en riesgo de extinción, ya que su conservación está siendo afectada por la cacería, que se ha convertido en una de las mayores amenazas para la supervivencia a largo plazo de los armadillos, advirtieron expertos del bioparque Los Ocarros, en Villavicencio.

Este animal silvestre se caracteriza por tener hábitos nocturnos, ser solitario, y defenderse con sus fuertes garras al sentirse atacado. Este puede llegar a pesar alrededor de 50 kg los machos, y 45 kg las hembras, y los insectos son parte de su alimentación, ya que aportan un bajo porcentaje energético.

Los armadillos son importantes para el ecosistema de los bosques tropicales, puesto que cumplen funciones reguladoras de algunos ciclos energéticos y el reciclaje de nutrientes, además de ser reconocidos como especie sombrilla, porque de ella dependen muchas otras especies para su supervivencia.

“El bioparque tiene en su imagen corporativa a un armadillo gigante para ayudar a esta especie que se encuentra en vía de extinción, y concientizar a propios y visitantes a que aprendan a conservarles con su hábitat. Sobre todo, para que adquieran un espíritu de respeto y educación sobre las amenazas que enfrentan”,aseguró la coordinadora de Educación de la entidad, Enid Chacón.

En los Llanos Orientales existen cinco clases de armadillos: el gigante, también conocido como ocarro; el cola de trapo; el nueve bandas; el cachicamo sabanero, y el espuelón. En el Bioparque solo se encuentran los dos primeros.

 

Fuente: Gobernación del Meta

Jennifer Giraldo Penagos

Dejar respuesta