Tras su reunión de esta tarde con el alcalde Wilmar Barbosa y los gerentes de Edesa, Orlando Guzmán, y la EAAV, Jaime Jiménez, en la que dialogaron acerca de la emergencia que se presenta actualmente en el kilómetro dos de la línea de aducción del acueducto de Villavicencio, debido a las fuertes lluvias que arrecian en la zona del río Guatiquía, la gobernadora Marcela Amaya determinó junto a su equipo de trabajo disponer de 6.182 millones de pesos como inversión necesaria para la rehabilitación del tramo, con el fin de garantizar el suministro de agua potable para los habitantes de la capital del departamento.

Dejar respuesta