Se fortalece en el barrio El Delirio convivencia entre excombatientes y comunidades que los acogen.

0
544

A través del Modelo de Reintegración Comunitaria, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) adelantan intervenciones para promover la reconciliación entre personas que pertenecieron a un grupo armado al margen de la Ley y las comunidades en las que residen o desarrollan actividades productivas o sociales.

Desde el mes de agosto hasta mediados de diciembre de 2018, se implementará el Modelo de Reintegración Comunitaria (MRC) en 10 regiones de Colombia, entre ellas Villavicencio, con la intención de transformar las relaciones entre los colombianos y tejer lazos de confianza y respeto, especialmente entre las personas que pertenecieron a grupos armados ilegales y los habitantes de las comunidades que los acogen.

El Modelo liderado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), se realizará en la capital del Meta en el barrio El Delirio, cuya comunidad será la protagonista de este proceso que apunta a la construcción de paz y reconciliación en Colombia.

“El Modelo facilita espacios de comunicación y convivencia entre personas que pertenecieron a un grupo armado y la comunidad
en donde viven o desarrollan alguna actividad económica o social. Así lo demuestran las 146 intervenciones que hemos realizado en los últimos 11 años, con el apoyo de instituciones públicas, sector privado y la cooperación internacional.

Pretendemos que las comunidades receptoras faciliten la adaptación de los excombatientes a la vida civil y social”, aseguró Andrés Stapper, director General de la ARN.

Según Ana Durán Salvatierra, Jefe de Misión de la OIM, estas iniciativas generan escenarios de reconciliación entre las comunidades y los excombatientes atendidos por la ARN. “Para la Organización, la consolidación y el posicionamiento del Modelo de Reintegración Comunitaria (MRC) con un enfoque territorial y diferencial es estratégica, debido a que promueve transformaciones en las actitudes, creencias y prácticas asociadas a la reintegración y fortalece las capacidades de las personas, las comunidades y de las instituciones locales”, añadió.

En diversas regiones del país donde reside población reintegrada, que en los últimos 15 años suma más de 51.000 personas, aún existen desafíos para superar la estigmatización y facilitar espacios de interacción de los participantes del proceso de reintegración y las comunidades receptoras.

Precisamente, a estos lugares llega el MRC para transformar imaginarios negativos sobre los excombatientes y fomentar el diálogo a través de procesos de formación en convivencia, reconciliación, cultura ciudadana, resolución de conflictos, democracia participativa, protección de la niñez y emprendimiento.

Allí, los participantes diseñan e implementan juntos un proyecto comunitario en cualquiera de estos tres ejes: asociativo (creación o fortalecimiento de organizaciones sociales), generación de espacios de encuentro para la convivencia y la reconciliación, o emprendimiento productivo; además de participar en actividades que apuntan a la generación de oportunidades y obtención de recursos económicos, sin perderse la naturaleza comunitaria del trabajo.

A su vez, estas iniciativas fortalecen espacios para la niñez, la adolescencia y la juventud con el objetivo de prevenir el reclutamiento. De esta manera, la ARN y sus aliados pretenden que la comunidad quede empoderada y fortalecida, con capacidad para gestionar y generar alianzas que aportan e impulsan la
reconciliación social en todo el territorio.

Datos de interés
El Modelo de Reintegración Comunitaria (MRC) hace parte de la Estrategia Comunitaria de la ARN, implementada por la entidad desde 2007.

A través del MRC se han realizado 146 intervenciones en 26 departamentos de Colombia, beneficiando a 25 mil ciudadanos.

En el primer semestre de 2018 se realizaron iniciativas del Modelo de Reintegración Comunitaria en departamentos como: Cauca, Antioquia, Santander, Cesar, Risaralda, Meta y Valle del Cauca, fortaleciendo las comunidades y generando entornos protectores para niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

En esta segunda fase  el MRC se realizá en Villavicencio (Meta), Tierralta (Córdoba), corregimiento Mariangola (Valledupar, Cesar), Pueblo Rico (Risaralda), Cali (Valle del Cauca), Barrancabermeja (Santander), Dabeiba (Antioquia), Planadas (Tolima), Florencia (Caquetá) y Bogotá.

Dejar respuesta